Blogia

sacanueces

XX565 NO PUEDO…

XX565 NO PUEDO…

 

 

   corre el alma por entre las costillas

de aquí para allá, del corazón a los pies

de riñón a riñón, a los tropezones

corre desesperada sin poder salir

cautiva por la reja de la piel

huye despavorida de la impiadosa bestia que anida en mi

el monstruo de la carne, milenaria sustancia del origen

puro instinto, deseo brutal y desnudo

 

   yo intento encontrar el camino de la luz

el viaje espiritual que la aplaque, que la contenga

que la fusione al cosmos, a su pertenencia vital

 

   me doy cuenta…

no puedo evitar este castigo impiadoso con que la flagelo

culpas, espantos clavándoles los ojos, arrancándoselos de a jirones

es que no hay perdón ni humano ni divino

 

   viví el animal con todas mis fuerzas y consecuencias

aún con ella, desde lo más profundo

con la honestidad sagrada de ser quién era y soy

todo experimenté, trasgredí con bestia y alma los mandatos sociales

ley, moral, orden de la cultura

sin entender la fe, la felicidad

amar u odiar con absoluta pureza

me entregué y tomé en totalidad y crudeza

 

   pobrecita ella… pobrecita

de tanto acompañar la bestia en la experiencia de vivir el ser humano

(el hombre, desde su esencia animal)

ella también se hizo bestia, un alma bestial

 

   hoy no lo soporta más, quiere salir

huir, pedir perdón a los astros, a los dioses

al mar, a tus ojos negros, al hombre

pero no puede… no puedo

la bestia domina

la tiene atrapada en su red de piel

este delirio (alucinante locura)

tortuoso destino que me atormenta y no deseo

 

   también me doy cuenta que quiero liberarla

 

                                                                                  … tampoco soporto más

 

que ande por ahí entre los pájaros y las estrellas

 

    deseo abrirme un hueco para que escape

uno en la sien derecha

que ella vuelva a su melodía de acertijos

que busque otro cuerpo donde las bestias no habiten

y que no mire para atrás…

así no se lleva un último y nefasto recuerdo en su retina

el de mi cuerpo sobre una roca junto al río

bajo el sol de medio día

con la cabeza hecha un sangriento destrozo

y los sesos desparramados como hormigas aplastadas

 

   me doy cuenta…

hay que dormir la bestia definitivamente

por piedad a mi alma y a esa humanidad que entiende nada…

 

    ciega…

                  sorda…

                                 tan felizmente olvidadiza…

 

 

 

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

XX588 PARECE

XX588 PARECE

 

   la cabeza cruje como un elefante seco al caminar

perturbado estoy

monte, pájaros y sol, empujan la puerta

la vida empuja

no sé si estoy preparado para abrirla

el hacer ha hecho estragos en mi

pala, pico, pisón, bajo el sol de la siesta, las herramientas del estrago

e ignorar los límites del cuerpo, el creer que lo puede todo

no, no puede… ahora lo sé

 

   la cabeza cruje, estoy perturbado

los brazos con hormigas en vez de sangre

las piernas pesadas como dos bloques de mármol

por eso no sé si estoy preparado para abrir la puerta y lanzarme a la vida

temo naufragar cual barco de plomo lleno de piedras

 

mi alma inocente, sentada entre las costillas, me mira

ella quiere pasar la puerta y corretear en el monte

gritar de alegría

pero parece que hoy no tendrá quien la lleve

no me animo…

XX590 LA MANADA

XX590 LA MANADA

 

   quiso la muerte entrar en la manada vestida de serpiente

en el veneno, por la mordedura atroz al cuello, quiso entrar, de un cachorro

mas no pudo

el alma de la manada es toda una

somos un inmenso lobo

que ni el veneno de un universo completo puede matar

 

   muerte y serpiente orillan el campo, alejándose

inútiles, avergonzadas

 con el temor brillándoles en los ojos de la justiciera venganza

del alma del lobo… la manada

hacen cruces pidiendo el perdón

XX591 SONIDOS QUE ENSORDECEN

XX591 SONIDOS QUE ENSORDECEN

 

   cimbra… cruje el mundo en el umbral de mi cueva

solemnes e histéricas urgencias se agolpan, se empujan

inútiles necesidades de silencios sin hablar

de silencios olvidados en premuras fermentadas

… quieren entrar

 

   no hay lugar

la manada yace dentro… tranquila

sólo nosotros, los lobos, desde las rocas contemplamos

hay una barrera insalvable en la entrada de la guarida

los que están, son lo que son y nada más falta les hace

no hay premura que justifique un segundo perdido cuando el alma late

sólo así se construye el equilibrio, serenidad y completud

 

   es la tierra, la cueva, la huesa

el darse cuenta de estar vivo

es el tiempo pendular que equilibra el agua, la balanza

sino, sólo sería un paréntesis vacío con su inaudita prisa por desaparecer

 

   cruje, cimbra el mundo

y su sonido ensordece…

XX593 LIBERTAD

XX593 LIBERTAD

   muerde la miseria con el sarcasmo del cáncer

lenta y dolorosa

mas no vence!

a feroces dentelladas defendiendo la cueva estamos, estoy

de la miseria, de la angustia, del abandono

de la impúdica desolación con que castiga lo normal

ese orden que todo lo domina

   pero no puede, no lo dejo, no lo dejamos

la manada está alerta afilando sus colmillos para salir de cacería

aún con las tripas apretadas, el alma goza de la libertad

 

   ¡ser lobos, amigo… ser lobos es la quemadura ardiente de la vida!

XX594 ALEGRÍA DEL UNIVERSO

XX594 ALEGRÍA DEL UNIVERSO

 

 

   es duro, muy duro sortear la miseria con la cachorra pegada a la pierna

pero ella aprende a cazar

a que las circunstancias no la dobleguen

a no ceder un ápice ni retroceder

a mantener el alma libre y salvaje

a ser manada

 

   es duro, pero bello verla, a pesar de todo, retozar sin cadenas

hembra creciendo

hembra expandiendo su pureza de origen

   en la cueva late la alegría del universo

aullido profundo de la manada unida

donde seguimos derrotando el vacío

 

   es duro, nada más

y no alcanza para detenernos…

XX595 … QUIZÁS SEA ESTO

XX595 … QUIZÁS SEA ESTO

   quizás sea esto, la mordedura afable de la vida

ese sócrates un poco irónico frente a la agonía de la margarita

margarita que aún respira y pregunta

y él ahí tan en bola que se esconde tras una seudo sonrisa

por no saber que contestar

 

   quizás sea esto, sí, lo que me convierte en el espectador atónito

que quisiera responder… la afable mordedura

   me sé lobo, sócrates y margarita espectador al fin

espectador y protagonista en el circo incomprendido de la experiencia del vivir

¡de vivir como ser humano!

   -(extraña y bella criatura, el ser humano, al costado de todo

sin pertenencia en esta prodigiosa tierra que le ofrece esta gota de universo

donde nunca pudo ser el hijo  de una casa tan vasta

sólo el vecino destructor, porque no comprende

criatura, ya vergonzosamente ilimitada que va por más y más

con el impúdico afán de dominarlo todo

criatura ignorante al fin, que ni si quiera sospecha

que cuando se cierre la puerta de la gran morada

sólo el silencio la habitará… habremos desaparecidos

el telón… habrá caído definitivamente)-

 

   quizás sea esto, la mordedura afable de la vida

que me hace sentir pleno y disfrutar cada segundo

cada instante, todo,  mientras dure

 

   quizás, sí, quizás…

XX589 SOBRAMOS

XX589 SOBRAMOS

denso como una gelatina de musgo está el aire

golpea la boca

hizo calor de piedra y mar caliente

todo es lento, hasta costó el respirar

 

   la vida, hoy, es extraña

el sol mordía sin piedad

dolió el más mísero pensamiento

 

ya no está, se ha dormido, el sol digo

pero la noche viene mal herida

con mil buques muertos a cuesta

y uno sólo puede intentar respirar

 

ni las lágrimas salen, la presión las comprime

el alma sofocada pregunta: hasta cuando vamos a aguantar

siento que poco falta para estallar como una hormiga aplastada por un camión

 

   la vida es extraña

parece que la tierra nos está explicando algo

el cuanto daño le hemos hecho

 

ella es quién no puede más

 no soporta y se manifiesta de a poco

como ahora con esta densidad

 

   extraña la vida

nos quejamos pero seguimos haciendo todo igual

no será que en este mundo sobramos

 

XX598 OTRA MAÑANA

XX598 OTRA MAÑANA

   es hoy otra mañana cualquiera

acá, en esta ciudad bendecida por el río

(agua, no creo le  vaya a faltar)

esta ciudad donde el prócer inmortalizó los cielos en una bandera

la nuestra, la argentina

 

   es otra mañana cualesquiera

con sus ruidosos motores

su sol, ya, rajante queriéndote quemar hasta las ideas

sin pájaros, con sus árboles aburridos

que aún yacen, sólo por que dan sombra a las veredas

con su gente muy apurada, es febrero

unos vuelven, otros se van de vacaciones

y la ciudad parece, a veces, un gran hormiguero

con su s rotaciones de ejércitos con mucha prisa

 

   es hoy otra cualesquiera

donde me he levantado temprano, con las primera lágrimas del alba

con mi memoria de montes en las pupilas

una nostalgia verde llena del bullicio de zorzales, calandrias, loras

donde poco a poco se diluye

y ando como una vela con su llama extinguida

con el humo zigzagueante  de una tenue tristeza

tropezando con los avatares de esta ciudad

donde se transcurre mañana tras mañana como debe ser, como debe ser…

 

   es otra mañana, hoy, acá

donde comprendo que no pertenezco

que extraño mi cueva, la manada, el olor de los corrales

las correrías de los cachorros, la silenciosa compañía, a veces, de los búhos

que extraño el monte, mis pinceles

y esa soledad profunda donde el alma se entrega al universo

donde se mixtura con la fronda, las piedras, el río, en un extenso diálogo

 

   es hoy otra mañana cualquiera en esta ciudad orillera

donde la resistencia se ha encendido

donde claramente me doy cuenta: que los lobos se asfixian en las urbes

y que al mío, paulatinamente, le cuesta más y más respirar…

 

 

 

XX450 COMO DE COSTUMBRE

XX450 COMO DE COSTUMBRE

   como de costumbre

hundo los pies en el barro en vez de volar

no puedo, no puedo es mi naturaleza

siempre hundirme en vez de hablar con dios

parece que quiero los infiernos, la divina comedia

parece hábito la tragedia

el ir a ninguna parte

el llevar el destino a pasar por el orificio más estrecho

donde uno sangra siempre y siempre te aplasta la roca

nunca un vuelo de placer por los cielos junto a los pájaros o al vino de los poetas

siempre abajo entre espinas, arena y piedras con filo

el único vuelo, el ínfimo que se sucede en cada salto al abismo

este matarme diario, el suicidarme de a poco y sin pausa

haciendo de la muerte una aburrida y extensa costumbre

¡qué gusto estúpido comer fideos de trapo con hamburguesas de vidrio molido!

¡¿por qué puta siempre sangre, siempre el dolor inextinguible del alma?!

¡¿y por qué no la risa, la alegría, un buen vino o un bife de chorizo?!

¿por qué tanta cloaca, si hay pastos verdes donde retozar con amor?

¿amor…? ¡¿qué mierda es eso que no sea vinagre y hiel?!

¡otra imbecilidad: retozar en los pastos verdes con vinagre y hiel!, ¿ves?

   todo es así, ¡me doy cuenta!

se que sobro

¿para qué sigo insistiendo en sostenerme vivo?

¿no te das cuenta que sobro?

hoy me hace falta aquella bala que en su cara tiene mi nombre

¡¿pero qué puta estoy diciendo, si ni siquiera ese nombre me nombra?!

¡qué horror, soy prisionero de mi mismo!

no me aguanto, hoy no me aguanto más

norte y sur, este y oeste se me han mezclado

rota la brújula y la noche está cubierta sin estrellas

llovizna y mis pies están húmedos

¡¿qué más puedo pedir para alimentar esta puta costumbre de hundirme en el barro?!

 

XX492 ESCRIBIR VIDA

XX492 ESCRIBIR VIDA

   escribir vida con la otra mano

sin hundir en la carne la gubia

sacándole a la noche la tinta que mancha

y a la cruz, clavos y sangre

 

   -¿para qué sacrificar más cristos

     si sólo hay un mundo por salvar?-

 

   dejar que los ríos vayan, siento

no ser pez que remuevan sus lodos

ni castor haciendo murallas

¡que vayan, que vayan!

 

   escribir vida con la otra mano

la que soltó pájaros

la que penetró en fuego de los infiernos

la que no se puede mutilar

 

la que da caricias y seca lágrimas

la que apretó muy fuerte los bordes del mundo

para que no estalle de dolor

la que el corazón abraza

 

   escribirla en la sensible piel humana

en el rocío y  la lluvia

en los pechos lechosos

en la mejilla de mi hija

 

escribirla entre la mar y la arena

en los grotescos labios del volcán

en la melancolía del poniente

en el potrero, en los caballos

 

   escribir vida con la otra mano, quiero

de otra forma

con otros ojos

¡porque cuenta me doy!

 

cuenta de que es dinámica

es acción

no hay vida quieta, es movimiento

…movimiento y reacción

 

y así se expande, duele

se vomita y llena de luz las sombras

para calmar la sed de ser lo que inequívocamente somos

sustancia y eternidad, aunque no entendamos nada

 

   -¡con la otra mano quiero escribir!-

 

 

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

XX493 INTENTO VÁLIDO

XX493 INTENTO VÁLIDO

   -naufrago en esta mar

cual fenicio maldecido por dioses iracundos-

 

   por tabla: el cuaderno al que me aferro

por comida: la hiel de los infiernos

mi propia vida

 

   el amargo dolor de la incertidumbre

aplaca la sed de mis preguntas

una y otra y otra vez

 

   así vomito, para sobrevivir,

palabras encadenadas, simulacro de poesía

lágrimas de tinta negra, mareos de mi oscura alma en la neblina

 

   cuenta me doy

que el destino no es llegar a la orilla

sino ser el pútrido alimento de voraces tiburones

 

-quizás se envenenen, como envenenado estoy-

 

   aún así

aún así amigo mío

por instinto de lobo herido, de guerrero desarmado

 

sobreviviré dando feroces dentelladas

…hasta el fin

…sin claudicar

 

aunque me quede sin una gota de sangre

sin una lágrima, envestiré a mansalva

porque presiento que el intento vale, lo sé

XX474 ARDOR (concatenado al XX473)

XX474 ARDOR (concatenado al XX473)

 

 

 

 

   un presentimiento oscuro

como la oscura sangre muerta de un toro

que ha entrado en el ansioso tiempo de su parca

se me chorrea en el alma como un lodo pestilente, denso y triste

 

   impotente, con una pena que me acongoja y desespera

vuelvo la página para mirarte a los ojos

y desplomarme abatido por la culpa

la culpa de haber gritado en vano a tanta sordera

de haber hecho nada por estar atado, como Ulises,

al rígido mástil de la locura

 

   un presentimiento que carcome y duele

más al ver tantas cruces en el río

todos esos yo que flotan en la jangada

manso rebaño de oxidados muertos

descartados seres que navegan a la deriva

como pueblo sometido, piara...

mansa majada que no recuerda la mordedura del lobo

que no recuerda la sustancia ni la dignidad

así caigo como un muñeco de trapo

sobre una zaranda inmunda que me destroza

 

   presiento también, que dentro de muy poco

no seremos mas: vos, él ni nosotros o ellos

sino, sólo el signo con que nos hayan marcado en el rostro

un nada más dentro de tantos otros nadas

 

   llueve

dentro mío llueve

y mi piel seca se aja

quizás esta lluvia pueda empaparme el alma

y amenguar este ardor que hoy me quema el pecho

para poder sobrevivir, quizás, un día más

XX473 TITIRITEROS

XX473 TITIRITEROS

 

 

   una multitud de cruces navegan a la deriva

como peces muertos de rústica madera

por este río de sangre y lágrimas

que desesperado corre hacia el abismo

 

   y estás vos y vos y él

hay niños, la mujer de la esquina con ruleros

el panadero del lado, el quiosquero con ojos de huevos

jóvenes sin sentido

mi hija, mis hijos, los tuyos, tus nietos

estamos todos, como grandes extraños y desconocidos

con la boca abierta, el rostro obnubilado

con los brazos abiertos clavados a la madera, mirando el infinito

 

   estamos navegando en este río

mientras en las orillas algunos pescadores

titiriteros del espectáculo de la vida ajena

empujan con desprecio las cruces que se arriman, hacia el centro del río

para que no se desarme la nefasta jangada

la de los peces muertos de madera a la deriva

 

   nos llaman pueblo

y todo, pero todo lo hacen por nosotros desde la orilla

para que el pueblo siga unido

¡que estúpido me siento al verlos y verme

ahí dóciles, crucificados, yendo hacia los abismos!

y esa frase fabricada por los iluminados pescadores de la orilla

los que nos construyeron las cruces para salvarnos

la de: “EL PUEBLO UNIDO JAMÁS SERÁ VENCIDO”

mientras de a uno nos tiraban al río

me hace sentir definitivamente:

un ser inocente y despoblado por haberles creído

XX478 HUESOS

XX478 HUESOS

 

 

   los huesos, pálidos ellos, están bajo la escarcha de tu carne

te sostienen, van con vos totalmente resignados

van a todos lados metidos ahí, entre la escarcha y tus entrañas

llevando tu vacío, peso profundo, tu karma

 

   en ellos, muy dentro, les fermenta la memoria primitiva

el ser humano

y se van pudriendo, dejan por fin de latir, te olvidan

quedas así, escarcha, podredumbre y entrañas

 

una imagen más entre el rebaño

un nombre arrodillado en el silencio mismo de tu –deber ser-

al que representas con exagerada prolijidad

y mucha más estupidez

XX480 INMENSURABLEMENTE

XX480 INMENSURABLEMENTE

 

 

   -pronto seré fantasma y el vacío del mundo

se ensanchará inmensurablemente-

 

 

   acá, ahora

dejo que naveguen mis sentidos

que recorran de punta a punta los laberintos

que busquen, palpen, huelan

todos los recovecos de las catacumbas

que se sumerjan en las profundidades

que pregunten, que me llamen

 

  

   -son emisarios de mi

del alma a plena consciencia-

 

   acá, ahora, hoy

más que nunca me necesito entero

mi cuerpo ha crujido

se ha podrido por dentro

mi vida de desasosiegos corrompió la carne

debo saber de mi sustancia

del estado del alma

con cuanta esencia pura cuento: debo repararme

restaurar el cuerpo, alinearlo con el alma

juntar las partes escindidas, volver a la unidad

 

 

XX483 GANAS DE GRITAR

XX483 GANAS DE GRITAR

 

 

 

                                                           “acaricio una piedra y acaricio el mundo”

                                                                                              sacanueces

 

 

   dejo de acariciar la piedra

me siento al lado del río

 

   -todo tan silencioso-

 

   lo veo correr imperturbable

como con una idea fija

como con una urgencia única, fija

ir, ir e ir

 

   va, siempre va al mismo lugar

donde por fin se vierte, se diluye

no se pregunta por otros ríos

ni por su cauce ni por sus peces si está muertos o vivos

va callado replicando la huella de su destino

como una extensa letanía, procesión de lágrimas

ejércitos de lágrimas, ¡excedidas manifestaciones de lágrimas!

un llanto continuo y mudo

algo que nunca se dirá, pero ruedan por la mejilla del mundo

 

   -todo tan silencioso-

 

   sentado acá, al lado del río

ya sin acariciar la piedra ni el mundo

mirando el río y mis pies

mirando mis dedos moverse lentamente

acariciando esa tierra que piso

como se acaricia con dulzura la cabeza de un hijo

con regocijo en el alma por lo que vivo

siento en lo más profundo: cuanto tengo de río

y una lágrima me rueda como las del río mismo

tengo la certeza de que la vida mía

está inmersa en la huella de mi destino

y voy… y voy…

 

   -todo tan silencioso-

 

   mientras, en la margen de en frente del mismo río

dios, con un palo hurga las aguas, los destinos

juega sin mirarme ni prestarme atención

¡no me da ni cinco de bola!

pero me deja ver una tenue sonrisa de cristal

(como si todo lo supiera)

¿alguna vez estaremos de la misma orilla?- me pregunto

la respuesta cae con soberbia con otra pregunta: -¿para qué, si no existe?

pienso: que de existir… habría una sola orilla y nada más

 

   -todo tan silencioso que me dan ganas de gritar-

 

 

 

XX486 PASAR EL INVIERNO

XX486 PASAR EL INVIERNO

 

 

   esta muy cerca la primavera

hay que pasar , sólo, la tristeza del invierno

sus puñales de frío

el estar escondido

 

hay que pasar, nada más, el muro de hielo

los jueces con resfrío, balas, consejos

palabras de los que se dicen amigos, las sin sentido

soledad, la indiferencia con que el mundo castiga

 

pasar secos arroyos , árboles caídos

culpas incrustadas en las manos, estigmas de lo que hemos vivido

pasar las avenidas, locales vacíos

desiertas plazas con bancos sin sentido

 

las mujeres de polleras cortas que tiemblan en las esquinas

como por dentro silenciosas tiemblan las estatuas de mármol, de bronce, por las noches

ahí, abandonadas a la intemperie de sus rígidos destinos

estatuas que nadie ve

 

   esta muy cerca la primavera, los pastos verdes, el agua de los ríos

los rosales del parque con sus rosas encendidas

la fronda, el aire tibio, los aromas a jazmín y magnolia, la fronda,  el gentío

los pájaros con sus plumas calentitas y que ahora parecen de vidrio

 

   sólo hay que pasar el invierno, lobita mía

para volver a morir un poco más

sintiéndonos vivos

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

XX484 ULTIMA PARTIDA

XX484 ULTIMA PARTIDA

 
  
   caigo arrodillado en los estertores de mi mismo
como los elefantes caen cuando la bala les parte el cráneo
ahí en la misma nada
vacío profundo, silencioso, que me abarca el alma
 
   desorientado, desnudo
sin armas ni garras me sé
como un niño en el fondo de un aljibe
húmedo, profundo, frío y lejano aljibe
 
donde el corazón agitado le late tenebrosamente
y el eco le da un miedo que ensordece
donde al cerrar los ojos
tiene más claridad que lo que le circunda
 
   caigo así sin fe
sólo el recuerdo de los pájaros me sostiene
porque alguna vez fui feliz, amé
y la palabra en mi sangre era río
 
porque alguna vez me sentí un hombre amado
y los pájaros... los pájaros me revoloteaban el alma
porque alguna vez esa palabra en mis sangre, toda río
me hizo sentir lobo, manada... que pertenecía
 
guerrero
guerrero que gritó
que gritó y aulló de dicha
aunque la luna se escondiera
 
   caigo arrodillado a sabiendas que no hay estocada final
sólo lenta agonía
agonía disimulada entre los cañaverales de la vida
pero que hoy me azuzan
 
como azuzó la pica romana el corazón doliente del cristo en la cruz
(ilusa pica, lacerar la carne, ese corazón doliente
cuando el dolor profundo era en el cenit del alma)
como esta agonía, pica ilusa, que nada consigue
 
solo eso, quebrar huesos, estallar riñones,
cocinar la sangre
esbelto reflejo de una muerte incierta
sucia y ordinaria que nunca sucede
 
   el alma tenue
casi yerta, poco a poco se olvida
se mixtura al vació, a la nada
esa nada, esa nada
 
nada donde he caído de rodillas
como los elefantes con sus cráneos partidos
sin poder entender
el porque le disparaban
 
   de rodillas como un ser vencido, devastado
ultimo movimiento
donde por fin
perdí definitivamente la partida

XX441 ASÍ ES

XX441 ASÍ ES

                                                             a: m f

 

 

   así es, lejos ladran los perros

varios, muchos, como indignados

pero aún así, hay un silencio estremecedor

no da miedo, pero estremece

se siente que la noche palpita

como si estuviera viva

 

   me hablaste de la soledad

esto es lo que pareciera

quizás esté solo

pero no en soledad, me tengo y te tengo

en la silla ni por acá estás

y mi alma, por más dentro que te tenga,

aunque me habites, ladra como los perros de allá a lo lejos

y como ellos indignada en esta noche que palpita

le ladra a la ausencia, la tuya

me haces falta, lo noto

porque sobra un vaso vacío de vino junto al mío sobre la mesa

y una silla

en medio de este silencio que estremece

así es y nada más

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres